Perdiendo la perspectiva [Principal]
Cuando era pequeñajo mi primo tenía una Game Gear. Hermosa, magnificente y de Sega, la santísima trinidad del infante que curiosea con sus primeros gatgets. Eran 3.2 pulgadas de magia pixelada que por la acusada infancia de su poseedor tan solo tenía la posibilidad de utilizarse en casa, de modo que
Ir a juego

Deja un comentario